Concepto de pié gnomónico

 

Autor: Rubén CALVINO

 

0A la práctica ancestral de medir la longitud de sombra del propio cuerpo mediante el pedaleo pie a pie sobre el suelo, se la suele mencionar como método propio de lo que algunos llaman Reloj de pié (https://es.wikipedia.org/wiki/Reloj_de_pie) y es precisamente de esa práctica, que extraemos y llamamos pié gnomónico, a la relación que anatómicamente guarda el pié naturalmente propio de quien experimenta,  con el cuerpo al cual pertenece y que en ese momento, circunstancias y lugar, cumple con las funciones instrumentales de gnomón solar y de unidad de medida.

Definimos entonces como pié gnomónico, al pié naturalmente propio de cualquier persona que mide su propia  sombra conforme a la relación concreta que el pié como parte anatómica,  proporcionalmente guarda con la altura del cuerpo humano al cual pertenece, en el momento histórico y lugar en el que este cuerpo cumple  con funciones gnomónicas destinadas a la medición del tiempo.

El valor de la relación que guarda el pie naturalmente propio con la altura del cuerpo humano al cual pertenece, ha variado bastante a través de los tiempos y lugares, como así también, con el tipo de actividad para la cual era concebido, ya que en el arte, por ejemplo, mientras los griegos solían representar la figura humana con una altura de ocho cabezas, la posterior escuela manierista lo supo hacer hasta  de nueve y en la misma proporción eran sus pies.

Pese a estas diferencias, se puede decir que el pie naturalmente propio destinado a medir la sombra del cuerpo del experimentador en funciones gnomónicas  y/o relacionado a él, supo ser de seis (Vitruvio), siete (Leonardo) u ocho (Stonehenge).

Como puede apreciarse, con esta definición de pie gnomónico, no hacemos mas que reafirmar la relación de Leonardo y con ella emancipar y dar entidad teórica a una pretérita práctica gnomónica, que conjugada con otros conceptos y adecuadas correcciones particulares de tiempo y lugar, ayudan a poner en evidencia las prácticas gnomónicas que se esconden tras los mitos y estructuras del pasado.

En tal sentido entonces, el pié gnomónico como concepto teórico, queda definido en tanto valor resultante de la división del largo del pié naturalmente propio,  por la altura del individuo humano que experimenta en su condición  de gnomón zoológico, como el submúltiplo de la siete avas partes de la sombra específica 

Así definido y considerando que el cuerpo humano es un gnomón solar, el pié gnomónico resulta ser la siete avas partes de ese y cualquier otro tipo de gnomón; sea o no un cuerpo humano. De este modo el pie gnomónico pasa a ser un submúltiplo de cualqui8er gnomón que sea tomado como unidad gnomónica. -Recordemos de paso, que todo gnomón, sea este un poste, menhir, obelisco, estela etc, es simbólicamente el cuerpo humano reproducido material y exteriormente por la manos del hombre.

Luego, en tanto la altura del gnomón sea tomada como  unidad de medida, la sombra arrojada por él resulta ser la sombra específica y siendo así, el pié gnomónico es la séptima parte de la sombra específica

Entonces el pié gnomónico, como submúltiplo del gnomón como unidad, es la relación constante de siete avas partes (1/7) de la sombra específica.

 siete

Finalmente podemos decir que el concepto de pié gnomónico, se basa en el uso del pié entendido como la siete ava parte de la altura de cualquier gnomón y su objeto específico es  medir las sombras menores a dicha unidad. Por tal razón decimos que la piedra gnomónica S11 de Stonehenge, por ejemplo, mide 8 pies gnomónicos y el rewe mapuche, siete.

Es decir que la altura de cualquier persona o gnomón, mide siete de sus propios pies reales o imaginados y esta consideración, aunque válida en términos aproximados, hace que la longitud del pie, aplicada a modo de pedal siete veces, se iguale con la altura del individuo.

pies-y-altura

De esta forma cuando el método que refleja Aristófanes en su obra, La Asamblea de las Mujeres, desde Grecia pasa a Roma, cambia de nombre y de “stoicheion (griego) pasa a ser  “Decempedalis”, (en latín) y además, comienzan a  construirse los horologios, tabulando las longitudes de sombras en base  al número de pies para cada hora y  meses de algunos relojes solares basados en el pie.

Hay que destacar que los atenienses acostumbraban a usar zapatos o sandalias, solo para andar fuera de las casas y al parecer, estos calzados se ajustaban bastante bien al pié, de modo que la relación de proporcionalidad con la altura, en las plazas públicas, se habría mantenido aceptablemente cercano a la natural del cuerpo.

En las ciudades no se cubrían las cabezas, aunque sí lo hacían en el campo, lo que nos indicaría que el gnomón humano en la ciudad, era exactamente igual a su altura.

pie-gnomonicoEstas medidas relativas, por tener origen en alguna razón o proporción referidas a una parte especificada del objeto a medir, resultan  universales en tanto esa relación a tratar, como es el caso de la altura humana y su pie,  también lo es.

Debido a que la relación entre la longitud de sombra medida en números de pies con la altura del gnomón, operativamente  es un cociente, las unidades elegidas se cancelan y el pie gnomónico, como medidas relativa, resulta ser una expresión específica y sin unidad.

Por ser un valor sin unidad es que decimos que las medidas específicas contienen al todo como especificidad sin magnitud, y como parte que contiene al todo en los términos de su especificidad, el pie gnomónico se desentiende de la altura gnomónica y se remite a expresar con sus diferentes longitudes, las siete avas partes de las diferentes tangentes que adquiere el ángulo de incidencia solar para cada uno de los posicionamientos diurnos del Sol, en su movimiento aparente.

Para finalizar, digamos que en tanto medida específica, el pié gnomónico por resultar de la medida de un pie particular que contiene la universalidad de su relación con la altura del cuerpo al cual pertenece y el ángulo de incidencia solar, es un valor específico y singular.

 

Rubén CALVINO

 

 

Anuncios

Un comentario en “Concepto de pié gnomónico

  1. El concepto de pié gnomónico se resume como aquel pié propio que sabiéndose la séptima parte del todo corporal, (conforme surge de la relación generalizada de la especie humana) mide la sombra del propio cuerpo en tanto recurso para ubicarse en el tiempo y el espacio.
    y en tanto que, todo gnomón es sustituto del cuerpo humano en su función de instrumento solar, el pié gnomónico se resume como séptima parte de la altura de todo gnomón.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s