Dialéctica de la experimentación gnomónica

Autor: Rubén CALVINO

 

 

Introducción

0Las respuestas a los interrogantes que nos planteamos sobre nosotros mismos, no las vamos a encontrar en las ciencias particulares, mucho menos en las creencias religiosas y las mitologías, o en todo caso lo encontraríamos conjugando todo esto en la reflexión y la racionalidad, porque en ninguna de las ciencias particulares ni religión alguna se plantean estos temas como sus problemas centrales.

El hombre es el guardián del SER, a través del cuidado y cultivo del habla que es la morada donde el SER habita y tiene al hombre por vecino (Martín Heidegger) y siendo que, la casa es una herramienta o máquina simple para habitar (Le Corbusier) y la proposición, la máquina simple del lenguaje (Rubén Calvino), decimos que:

El ser humano es el único animal que como resultado de la relación dialéctica entre lo producido y el sujeto productor, descubre que las cosas son de alguna manera  y que él mismo, ES, dado que:

El SER habita en la máquina simple del lenguaje, esto es que:

El SER habita en la proposición acontecida y traspasada por el SER y…

LA PROPOSICIÓN ES LA MÁQUINA SIMPLE DEL LENGUAJE

La ciencia se construye en la proposición y la  proposición, como máquina simple del lenguaje (EL HOMBRE -gnomón zoológico-Editorial UTOPÍAS- R.Calvino), es la palanca que pone sobre brazos opuestos a los entes para hacer que el SER se manifieste como el comportamiento predicativo del verbo “ser” que media entre ellos cual lo hace el punto de apoyo requerido por Arquímedes para mover el mundo.

El SER es lo más abstracto de la proposición, tan abstracto, que se niega a/sí, y por tanto queda oculto tras los entes por él mismo relacionados, como queda oculto el punto de apoyo de la palanca cuando la atención, inopinadamente se pone en los momentos de entes de fuerza y trabajo.

palanca

El punto de apoyo de la máquina simple del lenguaje, es el mismo SER abstracto que como devenir de los momentos, paradojalmente resulta ser el compuesto abstracto más concreto y como comportamiento, es la función predicativa  de la proposición que hace visible y evidente a los entes, por eso se dice que el SER patentiza al ente (Martín Heidegger)-

 

 

El Homo sapiens gnomónico

El hombre es un complejo psico-físico de caracteres filogenéticamente heredados que en directa correlación con la liberación de sus manos prensiles y frontalización del rostro, desarrolla el lenguaje, la técnica y la suficiente movilidad como para auto-reproducirse a sí, fuera de sí mismo cual una prótesis, partiendo de la reproducción del propio cuerpo en el simple gnomon y la estela gnomónica antropomorfa.

El hombre ya no es solo un animal racional portador de un cuerpo bilógicamente heredado y un cerebro distinto, es algo más, es todo esto más el cuerpo de subjetividades cultivado, la materialidad protética y la sociedad en ella desarrollada.

Al consumarse la posición erguida del cuerpo y evidenciarse en la anatomía ósea como corrimiento hacia el centro de la masa encefálica del foramen magnum, el hombre sin saberlo, se convierte en antropos-gnomon y como tal, se ve biológicamente arrojado a relacionarse con el mundo y muy particularmente por la proximidad de/sí, con su propia sombra y a tomar conciencia de que es posible reproducir esa sombra suya proyectada en el suelo y las cosas, también de forma recta, comparables a voluntad yde manera controlable.

Es en ese momento de la evolución, que el homo se hace Homo sapiens gnomónico y comienza a utilizar su propia sombra para orientarse, conquistar la movilidad y al emigrar de su cuna, por su capacidad de orientarse en el tiempo y el espacio, lidera al resto de variantes con las que se hibrida.

El hombre, con la conquista de la movilidad mediante la reproducción de sí, fuera de sí mismo, adquiere la capacidad de aumentar la velocidad uniforme con la que filogenéticamente supo autoabastecerse y producir socialmente, desarrollando la máquina simple de primer grado y  más tarde, con el desarrollo de la máquina de segundo grado, adquiere  la aceleración, y a ella se somete individual y socialmente, sujetándose a la tecnocronía o tiempo propio de la técnica.(Raymond PANIKKAR).

Para posicionarse en esta mirada, la adquisición de la posición erguida del homo, debe ser pensada en relación a sus manos y la cara, considerando que la herramienta es para la mano lo que el habla es para la cara y ambos son los polos de un mismo dispositivo de la organización cerebral específica (Bertrand Stiegler).

Ante este contexto, concluimos en que el hombre, COMO NINGUNA OTRA ESPECIE SUPO HACERLO, FUÉ CAPÁZ DE REPRODUCIRSE A/SÍ, MATERIALMENTE Y FUERA/DE SÍ, a partir de la reproducción material y exterior del propio cuerpo en forma de gnomón solar, acaecido posiblemente en los albores civilizarotorios y luego de un larguísimo período de unos 150.000 años quizás (paleolítico inferior) de experimentación gnomónica con el propio cuerpo, en el que se consumó como un perfecto gnomón solar vertical y ambulante merced al uso y optimización del propio cuerpo como instrumento para producir sombras a voluntad y el propósito efectivo de orientarse en el tiempo y el espacio.

Más tarde, esta experiencia corpórea la exterioriza  y el instrumento gnomónico que hasta ese momento era su propio cuerpo, pasa a ser un gnomón solar material fabricado con sus propias manos prensiles y en el cual, como imagen se proyecta, refleja (reflexiona) y rehifica (hierognomónica).

En esta duplicidad del sujeto que se toma a/sí como su propio objeto a través de la proyección y reproducción de/sí en otro (el gnomón exterior), comienza a reflexionar, haciendo que los inevitables “fósiles” de su reflexión, cual conceptos solidificados a la manera de “cristales del conocimiento” (José Ingenieros), se conviertan en sus dogmas (religiones).

Finalmente podemos sospechar que si la experimentación con el propio cuerpo en función de gnomón solar, durante los largos años del paleolítico inferior pudo influir en el curso de la evolución epigenética hacia la consumación como gnomón solar animal, junto a las consiguientes modificaciones en el parietal en general y muy particularmente la aparición del precúneo solo en nuestro linaje, es posible que de la relación entre el sujeto y su objeto producido con el cual se relaciona, pudo también epigenéticamente dar lugar a la aparición del gen VMAT2 y lo que actualmente Diego Golombek llama “neuronas de Dios” y que, con el gran respeto que me merece DG, más cautelosamente preferimos llamar “posible gen de los trascendente”.

Así el lenguaje, las sombras y la reproducción material del propio cuerpo se correlacionan y vinculan fuertemente con la racionalidad, la reflexión y la religiosidad.

El hombre se hace y se sabe gnomón (Homo sapiens gnomónico) y como tal se reproduce de cuerpo entero, y es en ese reproducirse a/sí, fuera de/sí, que el gnomon exterior se instala como prótesis y comienza una inevitable relación dialéctica en la que el sujeto se toma como su propio objeto en tanto se vincula con el cosmos de manera tal, que va más allá de su propio cuerpo y trasciende a través del gnomon exterior; cuerpo material no biológico y protético que finalmente se extenderá y conformará su propio medio ambiente urbano donde el Sol que lo llevó a esta aventura por el mundo, quedará relativamente negado y sursumido, como finalmente queda el propio SER, habitando en lo que ha resultado de la máquina simple del lenguaje y se constituye en su morada.

Las preguntas que solemos hacernos siempre son generales, con lo cual difícilmente encontremos las respuestas en alguna de las ciencias particulares, de manera que, en este punto nos detendremos para ensayar una salida por elevación que nos ubique encima de los apretados marcos de las ciencias particulares para poder luego, volver a bajar y resolver las particularidades del caso, ya que en el fondo de estas preguntas, silenciosamente subyace la interrelación mutua entre la subjetividad y la objetividad pasando por diferentes estadios de confrontación y resolución recíproca para las que no alcanza responderse con el enfoque de ninguna ciencia particular que en su matriz no contenga estas categorías.

 

 

Hacia una respuesta filosófica

Por tal razón decimos que la respuesta es filosófica y requiere un planteo e interpretación de la relación entre el sujeto humano y su cuerpo que intente situarse y reproducir  el momento mismo en el que nuestros pretéritos ancestros, comenzaron a experimentar de manera diferenciada con su propio cuerpo, el cual, a nuestro humilde entender, fué experimentar con el propósito de producir sombras solares, primero jugando (antropos gnomón) y más tarde a voluntad (sapiens gnomónico) y es esa experimentación corpórea y vivencial, la que nos ha llevado a vernos fuera de nosotros mismos como/otro, esto es practicar la otredad en la mismidad sobre la cual nos reflejarnos y dialogamos (reflexión).

En ese intento por reproducir y entender la relación sujeto/objeto, hay que tener en cuenta también, que motivados por ver las sombras del propio cuerpo, nuestros ancestros se sintieron impulsados a la reproducción material y exterior de su anatomía en forma de gnomón vertical, y es en ese momento y actitud, que la relación sujeto/cuerpo se convierte en sujeto/gnomón y ambas relaciones se manifiestan como expresiones de la relación más general sujeto/objeto.

Conforme lo apuntado, esta dialéctica que se entabla entre el sujeto y su cuerpo tomado como objeto, es un proceso de retro-alimentación mutua o dialéctica que se comporta de modo tal, que el sujeto se toma a/sí como su propio objeto y consecuentemente se moldea y reproduce a/sí mismo conforme sea su objeto.

En ese moldear y reproducirse a/sí, el humano toma consciencia de su actuar en/sí, es decir que “se hace consciente de los efectos de su acción” y en algún momento decide hacerlo también fuera de/sí por medios no biológicos, de modo que lo resuelve extendiendo su propio cuerpo exteriormente y en forma de gnomón.

Así la reproducción material y exterior del propio cuerpo para cumplir funciones gnomónicas observables y medibles, pasó de ser un simple palo o lanza a un poste, luego a un menhir y finalmente, conforme se fue dominando la técnica, se manifiesta artísticamente en formas antropomorfas, en tanto todo esto, es a su vez rreproducido y cultivado como subjetividad que, por otro lado se interrelaciona y realimenta mutuamente.

Como hemos dicho, el humano pretérito al reproducirse a/sí, fuera de/sí, reproduce la misma relación dialéctica entre cuerpo/sujeto entre el objeto gnomónico exterior y el sujeto.

Relación dialéctica que se verifica como entre el cuerpo material inorgánico producido (objeto gnomónico) y el el sujeto humano hacedor (homo faber)

 

Epílogo

Como vemos, el planteo en consecuencia es filosófico y la filosofía en cuestión ha de estar a la altura de los conocimientos científicos de la época. ya que las respuestas a los interrogantes no las vamos a encontrar en las ciencias particulares y mucho menos en las religiones o concepciones pretéritas superadas.

El hombre como guardián del SER, cultiva el habla donde el SER habita y tiene al hombre por vecino.

Es que ninguna de las ciencias particulares ni las religiones se plantean estos temas como sus problemas y mucho menos si a todo esto le agregamos que es el ser humano el único animal que como resultado de la relación dialéctica entre lo producido y el sujeto productor, descubre que las cosas son, es decir, que las cosas existen y que como coronación de todo esto, ocurre que para expresar al SER en todo momento y lugar, aunque lo haga casi sin nombrarlo, lo hace sistemáticamente en el lenguaje y a través de lo que se constituye como “la máquina simple del lenguaje”, -la proposición universal- diciendo que EL SUJETO es EL OBJETO y universalmente también, que EL OBJETO es EL SUJETO.

 

 

Rubén CALVINO

 

Anuncios

Un comentario en “Dialéctica de la experimentación gnomónica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s