EL HOMBRE –gnomón zoológico-

Libro:

EL HOMBRE -gnomón zoológico-

EDITORIAL UTOPÍAS

Autor: Rubén CALVINO

 

CONTEXTO del libro

Como comentario y a modo de resumen y contexto (muy superficial, por cierto), puedo decirles que desde el mismo, se trata de aplicar la perspectiva surgida del análisis de las ancestrales prácticas gnomónicas evidenciadas tras el detenido estudio e interpretación cosmológica de los sitios arqueológicos en general, y especialmente de la ubicación espacial de los monumentos, menhires y estelas.

tapa 1

Perspectiva esta, que  iniciada por el arqueoastrónomo, Dr Raúl PEREZ ENRIQUEZ en STONEHENGE y la REGIÓN OLMECA-MAYA, se verifica también en los estudios realizados por la Dra María Cristina PINEDA de CARÍAS en COPÁN RUINAS, y se consolida totalmente al comprobar que han existido experiencias gnomónicas comunes entre pueblos y culturas tan diferentes como distantes, algunas de ellas, históricamente registradas, como es el caso que entre los griegos cita ARISTÓFANES en la obra ASAMBLEA DE LAS MUJERES. <<Los esclavos- Tú no tendrás otro quehacer que acudir limpio y perfumado al banquete cuando sea de diez piés la sombra del cuadrante solar >>, el caso del REYNO de LASCH citado por el navegante Marco POLO (pg 124) el cual en su paso por La India, dice que los abrayamin, << Cuando quieren comprar algo, miden primero su propia sombra al sol y según las reglas de su superstición así proceden en el trato >>,  o los testimonios reunidos en el trabajo sobre la lengua y costumbres mapuches, LA PATAGONIA PIENSA, de Juán BENIGAR.

<<se sirven para ello de la sombra de objetos fijos con que están familiarizados, entendiendo a su posición o dirección, o en su defecto, páranse dando el lomo al sol y aprecian “la hora” por la longitud de su propia sombra>>

También en trabajos como el encarado por el conocido astrofísico Carl SAGÀN, “EL VIENTO LEVANTA POLVO” (*Carl Sagan, A Demon Haunted World; Science as a Candle in the Dark. Trad.) donde si bien el autor se circunscribe a reivindicar la ciencia como un sistema metodológico de verdades donde las leyes y las fuerzas de la naturaleza, ¡¡¡y no los dioses!!!, son los responsables del orden y existencia del mundo, no obstante, se estudia detalladamente el método de rastreo y caza de los bosquimanos y se concluye en que los bosquimanos contaban con un calendario astronómico (gnomónico para nosotros) en su mente y la metodología por ellos empleada es esencialmente idéntica a la empleada por los astrónomos/astrofísicos para analizar los cráteres dejados por el impacto de asteroides y planetoides

Esta perspectiva gnomónica, también se refuerza al abordar los mitos clásicos de JANO y PROMETEO, o en la CREACIÓN TEHUELCHE y el epew  MAPUCHE. Pero lo más revelador de esta perspectiva gnomónica, surge de aplicarla sistemáticamente al proceso de la evolución humana, especialmente en lo concerniente a la encefalización y al crecimiento alométrico diferenciado de las áreas cerebrales a partir de concluir que EL HOMBRE, es un gnomon zoológico, vertical y ambulante, el cual, por su carácter de homo fáber, se reproduce de cuerpo entero a/sí y fuera de/sí, primero con un palo, lanza o poste, luego con un menhir y finalmente concluye en la estela gnomónica antropomorfa.

La evolución filogenética del género homo, alcanza su total consumación como gnomón zoológico, luego de optimizar la verticalidad y gracilidad del cuerpo, lo cual a su vez, se correlaciona con el notorio desarrollo del parietal en general  y dentro del parietal, por la singularización específica del precúneo (área 7 de Brodmann en el parietal); características estas, que son todas excluyentemente de nuestro linaje y no compartidas por ninguna otra especie, motivos que hacen sospechar que se pudieron desarrollar de esa manera, como resultado epigenético quizás, de lo experimentado durante mas de 190.000 años con el propio cuerpo haciendo de gnomón solar, y muy especialmente por el uso instrumental con el propósito de orientarse en el espacio, el tiempo, el juego y el estrés postural motivado por el esfuerzo en pos de adecuar el cuerpo como gnomon y el propósito último de producir sombras a voluntad, rectas, comparables y medibles.

 

tapa 2

Ecce gnomon antropo: Verticalidad, gracilidad, manos prensiles y gestualidad del rostro, parietal diferenciado, precúneo y sumado a ello, la enfermedad de Alzheimer, (entendida como posible afección del precúneo), son todas características excluyentemente de nuestro linaje, el cual es curiosamente, quien experimentó la gnomónica primero con su propio cuerpo y luego con la reproducción material de su cuerpo.

 

El motivo de nuestra diferente estructuración encéfalocraneal con el neandertal, podría derivar de la diferente actividad experimental a que eran sometidos los cuerpos de unos y otros, ambos en condiciones ambientales y latitudes muy distintas, y tal actividad, originariamente por cierto, ha sido diferente en nuestro caso por estar condicionado por las características propias de un medio ambiente ecuatorial en que el hombre tuvo que soportar y saber aprovecharse de la insoslayable presencia del sol que más tarde, derivaría inevitablemente en la reproducción voluntaria de sombras en general, tan diferentes entre sí, como diferente era la antigüedad del día (hora) y las posiciones relativas del sol.

Pudo ser la observación y experimentación corporal con estos fenómenos, lo que lentamente pudo despertar la curiosidad (Aristóteles) y llevar a la verificación discriminada de los cambios de dirección, de longitud y de formas, conforme a las posiciones del Sol y las posturas del propio cuerpo; actividad esta que aparece en la mayoría de las  evidencias arqueológicas de nuestros ancestros pero no en las de los neandertales, ya que nunca se habló de un gnomon entre neandertales.

De las evidencias arqueológicas e históricas, surge que la respuesta gnomónica alcanzada por nuestros ancestros, es excluyentemente única y que con anterioridad a los diferentes tipos de gnómones hallados en casi todos los sitios arqueológicos, a saber: obeliscos, menhires o estelas, los gnómones utilizados fueron los propios cuerpos.

El hecho de consumarse el hombre cual gnomon zoológico, dependió mucho de cómo las distintas latitudes e incidencia solar respectiva junto a las condiciones nosológicas pudieron influir en su desarrollo y de esa manera configurar unos cuerpos gráciles, finos y delgados o unos cuerpos anchos y robustos como sabemos que fueron los de los neandertales, aunque en ambos casos se verifique igualmente una mirada frontal asociada a manos prensiles y hábiles.

Además de estas condiciones, para consumarse como gnomon animal, los cuerpos debieron estructurarse sobre una osamenta verticalmente recta, de modo que también influyó la estructura interna de los huesos alcanzada por cada variedad humana, y en ese sentido, los neandertales tuvieron unos cuerpos más grandes, con huesos más resistentes que le permitió transportar su mayor peso relativo y esa resistencia y peso asociados, no le habrían permitido adecuarse al perfeccionamiento como antropo gnomón, grácil y rectamente vertical que por otro lado, no estaba en sus propósitos ni en las exigencias surgidas de la actividad práctica desarrollada por los neandertales.

 

De esa manera, en ese reproducirse a/sí, fuera de/sí, el gnomon exterior se instala como prótesis y comienza una inevitable relación dialéctica y de progresiva hibridación en la que el sujeto se toma como su propio objeto en tanto que a través de la exterioridad del  gnomon, se vincula con el cosmos de manera tal que, el sujeto trasciende a su propia anatomía y toma al cuerpo material no biológico y protético con sus manos construido y con quien dialoga, como el fiel representante de esa trascendencia, la cual por otro lado, se refleja a sus piés, mediante un complejo viborear de sombras gnomónicas; así el sujeto, gnomón mediante, se descubre como parte de los cielos que ahora como cuadrantes y calendarios tiene dibujados en la tierra y desde los cuales, paradojalmente, surge una mirada invertida que afecta incluso hasta la propia genealogía y da lugar a que se vea como ajeno y extraño, aquello que le es propio dándole al producto  de su saber, el carácter de creador de sí mismo y de todo cuanto lo rodea.  (hierognomónica).

El hombre crea y modela a sus dioses a su imagen y semejanza.

La reificación consagratoria hierognomónica, a lo largo de un dilatado proceso de extrañación repleto de ensayos, con aciertos y errores, rituales y conjuros, indudablemente tuvo que dejar algunas huellas en la evolución anatómica en general y bien pudo esto incidir la figura, el parietal y  la genética.

De ser así, la espigada figura y gracilidad corporal, el particularísimo desarrollo del precúneo dentro del parietal y el VMAT2 en la configuración genética, pudieron concatenadamente ser la respuesta epigenética a este proceso evolutivo que como resultado hoy arroja un medio ambiente urbano en el cual, el Sol, va quedando relativamente negado y sursumido, como el propio SER,

 

Rubén CALVINO

 

 

REFERENCIAS

 

Referencias específicas sobre el libro:

Libro digital:

EL HOMBRE- gnomón zoológico

https://books.google.com.ar/books/about/EL_HOMBRE.html?id=1fQlBAAAQBAJ&redir_esc=y

———–

Catálogo de la Biblioteca de la Universidad de Sonora México

http://www.bibliotecas.uson.mx/sib_acervodet.aspx?bib=0&c1=Autor&c2&t1=calvino&t2&cat=L

 

Certificaciones:

sonora 2

 

sonora 1

 

RED  ESPAÑOLA  DE HISTORIA  Y ARQUEOLOGÍA

http://www.historiayarqueologia.com/profiles/blogs/el-hombre-gnom-n-zool-gico?xg_source=activity

http://www.historiayarqueologia.com/profiles/blogs/ecce-gnom-n-antropo

 

RED  MEXICANA  DE ARQUEOLOGÍA

http://remarq.ning.com/profiles/blogs/el-hombre-gnom-n-zool-gico?xg_source=activity

 

CONSEJO DE GOBIERNO DE LA FACULTAD DE ANTROPOLOGÍA 2013/1015  DE LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE MÉXICO.

https://www.facebook.com/pages/Consejo-de-Gobierno-de-la-Facultad-de-Antropolog%C3%ADa-2013-2015-UAEMex/433118496808835

 

LAS NEURONAS DE DIOS

http://www.sigloxxieditores.com.ar/fichaLibro.php?libro=978-987-629-479-9

 

FACEBOOK

https://www.facebook.com/pages/Antropos-Gnomons/748460568525942https://www.facebook.com/groups/ANTROPOGNOMONICA/permalink/700522866736426/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s